La SIP expresa preocupación por amenazas contra periodistas en Ecuador

0

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) consideró “lamentable” la falta de garantías en Ecuador para el ejercicio del periodismo, lo que derivó en los últimos días en la salida del país de Andersson Boscán y Mónica Velásquez, del medio digital La Posta. Debido a las amenazas en el país, otras dos comunicadoras se han visto forzados al exilio este año.

En una nota enviada a la SIP, los fundadores de La Posta denunciaron la grave situación de inseguridad, amenazas contra ellos y sus familiares y vulneraciones a la libertad de expresión que padecen desde octubre de 2021. Argumentan que se trata de actos de retaliación por sus investigaciones periodísticas en las que revelaron una presunta trama de corrupción en empresas públicas, en la que estarían involucradas mafias, narcotraficantes y allegados al gobierno.

Andersson Boscán y su esposa Mónica Velásquez abandonaron el país el 21 de julio, debido “al riesgo inminente y amenazas en contra de sus vidas”. El periodista Luis Eduardo Vivanco, de ese medio, también fue amenazado, pero permanece en el país, a pesar de que fue informado sobre amenazas contra su vida.

El presidente de la SIP, Michael Greenspon, expresó “preocupación por la situación de riesgo a la que se vienen enfrentando los periodistas en Ecuador”. Greenspon, director global de Licencias e Innovación de Impresión de The New York Times, exhortó al gobierno a “garantizar la seguridad del equipo periodístico de La Posta”.

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, editor periodístico de La Voz del Interior, de Argentina, instó a la Fiscalía, la Policía y a las autoridades a “investigar de forma urgente las amenazas contra los periodistas y las razones por las que cuatro periodistas se vieron forzados a desplazarse a otros países”.

Este año también salieron de Ecuador las periodistas Karol Noroña, del medio digital GK, y Lissette Ormaza, de Majestad Televisión, tras denunciar que fueron amenazadas.

En su informe de medio año sobre Ecuador, la SIP denunció los ataques del presidente Guillermo Lasso contra La Posta por su investigación denominada El Gran Padrino, en la que supuestamente se involucra a su cuñado en actos de corrupción y narcotráfico. También destacó las amenazas y atentados contra periodistas por parte del crimen organizado y el incremento de los asaltos de delincuentes a equipos periodísticos, acoso en redes sociales y ataques cibernéticos.

El Índice Chapultepec de la SIP sobre libertad de prensa ubicó a Ecuador en el puesto 14 entre 22 países. El estudio mostró que, “en todos los entornos y la mayoría de las dimensiones del Índice, el país retrocedió. La dimensión violencia e impunidad y la de ejercicio del periodismo fueron las más afectadas debido a, por un lado, movilizaciones sociales y un paro nacional especialmente violento que generó que medios y periodistas se autocensuraran; y, por otro, a una sociedad altamente polarizada que hostiga la opinión disidente”.

Ecuador viene enfrentando una crisis de violencia que llevó al presidente Lasso a decretar hace unos días el estado de excepción en las provincias de Manabí, Los Ríos y Durán. La medida se dispuso luego del asesinato el 23 de julio del alcalde de Manta, Agustín Intriago y otra persona, en Manabí, y debido al aumento de un 58% de crímenes en comparación con 2022, según la Policía. El país se prepara para las elecciones presidenciales y legislativas del próximo 20 de agosto bajo un manto de inseguridad y violencia.

Share this content:

Deja un comentario