El desarrollo sostenible es ahora o nunca. Urge su compromiso y acción, dice alcaldesa de Costa Rica a los líderes del mundo

0

Iris Arroyo es la alcaldesa de Puriscal, un cantón rural y montañoso de apenas 39.000 habitantes de la capital costarricense, San José. Ella siente total autoridad para hacer un llamado a la acción a los gobernantes del mundo, ahora como lideresa comunitaria, pero también como una mujer que ha vivido en carne propia las dificultades, la falta de oportunidades y los impactos de la exclusión.

Iris lo tiene muy claro. El enfoque debe estar en las soluciones urgentes y así lo quiere hacer saber a lideresas y líderes que participarán de la Cumbre Mundial por los Objetivos de Desarrollo Sostenible en septiembre de este año.

“Gobernantes, si ustedes no están comprometidos tampoco lo estarán las personas que viven en sus países y que tienen la esperanza y el derecho a una vida digna, en un ambiente sostenible y seguro”.

Para esta mujer de orígenes rurales y humildes, la puerta de acceso al desarrollo sostenible está en las comunidades, en el trabajo a nivel local. “Los recursos en el mundo existen, pero requieren de compromiso y una justa distribución en las comunidades”, señaló.

Con mirada serena y voz suave pero firme, agrega que “el desarrollo económico no vale de nada si no salvamos el planeta”.

“La economía y los nuevos empleos deben ser sostenibles”, abunda.

“Fui migrante y trabajaba 19 horas al día”
Iris Arroyo es la Alcaldesa de Puriscal, un cantón rural y montañoso de apenas 39.000 habitantes de la capital costarricense, San José.

Ella siente total autoridad para hacer un llamado a la acción a los gobernantes del mundo, ahora como lideresa comunitaria, pero también como una mujer que ha vivido en carne propia las dificultades, la falta de oportunidades y los impactos de la exclusión.

Iris tuvo una infancia compleja y desde joven aprovechó el liderazgo para sacar adelante el hogar de una humilde familia rural de Costa Rica. Debió asumir responsabilidades como cuidar a personas enfermas, trabajar desde temprana edad y costearse estudios por cuenta propia.

Se vio obligada a migrar a Estados Unidos hace un par de décadas para buscar oportunidades económicas. Cuenta que trabajaba 19 horas al día y tenía tres trabajos distintos.

Con el dinero que logró ahorrar luego de algunos años, regresó a Puriscal donde estudió contabilidad y poco a poco se fue incorporando en el trabajo con las Juntas de Educación locales.

Fue así como se involucró en el trabajo comunitario y se convirtió en la lideresa y activista que hoy se enfoca en impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, no solamente en su comunidad, sino en el mundo.

¿Por qué los Objetivos de Desarrollo Sostenible?
La alcaldesa sueña con un Puriscal que en 2030 impulse modelos de turismo sostenible, que sea más verde, con muchas pequeñas empresas que den oportunidades de trabajos verdes, con sistemas de educación modelo y con más y mejores espacios públicos para el disfrute de las personas.

Cree firmemente que la ruta para lograrlo son los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Iris señala que esta es la guía, la oportunidad para resolver los grandes desafíos mundiales desde la acción local. “Es la hoja de ruta para que decidamos, planifiquemos y hagamos”.

Cuenta que ahora todas las acciones en su municipio están ligadas a los objetivos y lo explica con algunos ejemplos.

La Infraestructura Sostenible permite una mejor resiliencia al cambio climático. Es necesaria para lograr la producción y consumo sostenible y sin ella, niñas y niños no pueden lograr la educación para mejorar sus oportunidades en la vida. Bajo este paradigma impulsa cerca de 150 proyectos locales en donde la Municipalidad aporta los materiales y las comunidades la mano de obra para la construcción de obras de infraestructura que respondan a las necesidades de las personas pero que también convivan en armonía con el ambiente.

Indica que las Ciudades Sostenibles se logran cuando el desarrollo se planifica en función de la urbanización responsable que haga un adecuado manejo de desechos, que reduzca el impacto de las emisiones de carbono emitidas por el transporte. Puriscal impulsa hoy un agresivo plan para el manejo de desechos orgánicos a través de composteras y el reciclaje y reutilización de materiales por medio de 40 estaciones de recolección, en donde los materiales de desecho son reciclados o reutilizados. También implementan el uso de energía solar en los edificios y espacios públicos que están bajo tutela del gobierno local.

Las Alianzas para lograr los Objetivos son imprescindibles, explicó Iris y son una oportunidad para el trabajo conjunto y solidario. Puriscal no tiene costas, pero ha asumido el compromiso de evitar la contaminación del océano y las costas de sus cantones vecinos. Para ello implementa un sistema de cinco trampas en los principales ríos, que atrapan desechos y evitan que lleguen al mar. “Lo que hagamos en nuestras localidades, tiene impacto también en las vecinas”.

La Alcaldesa también dona la mitad de su salario para proyectos comunitarios sostenibles y con ello más de cien iniciativas cuentan con el capital semilla para mejorar espacios públicos, llevar seguridad e impulsar proyectos productivos.

El cambio climático afecta a Puriscal, pues es un cantón montañoso que ha visto el incremento de los fenómenos climáticos extremos como lluvias y deslaves. Para lograr la Acción por el Clima y reducir y atender los riesgos e impactos, la Municipalidad ha impulsado la siembra de 15.000 árboles en las zonas más vulnerables junto a 70 organizaciones locales. Saben que requieren de estas alianzas ya que no tienen la capacidad para hacerlo solo con el personal del gobierno local y es, a la vez, una oportunidad para educar y lograr que las comunidades asuman las responsabilidades de su propio desarrollo.

Una red local para el Desarrollo Sostenible
Puriscal es parte de La Red de Cantones Promotores de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Una iniciativa conjunta del Sistema de las Naciones Unidas, el Ministerio de Planificación y Política Económica (MIDEPLAN) y el Instituto de Fomento y Asesoría Municipal (IFAM) de Costa Rica.

Al incorporarse a esta red, Iris pudo unir los puntos y entender la dimensión global de los desafíos que vive en su comunidad. Fue como un despertar a una nueva realidad y comprender que las decisiones globales están interconectadas con lo que pasa en el día a día de su pueblo.

La red es una plataforma de acceso voluntario en donde las municipalidades pueden acceder a herramientas, conocimiento y capacidades para impulsar la Agenda de Desarrollo Sostenible en sus localidades. La red conecta también a las comunidades con otras instituciones y diversos mecanismos de cooperación que les ayudan a cumplir sus metas.

Brinda también oportunidades de compartir experiencias, proyectos y lecciones aprendidas para identificar desafíos, actuar y reportar sobre los avances por medio de Informes Locales Voluntarios.

Hoy, la red cuenta con 45 municipios trabajando por el Desarrollo Sostenible, de los cuales seis presentaron en 2022 sus informes voluntarios. Puriscal es uno de ellos.

Allegra Baiocchi, coordinadora residente de las Naciones Unidas en Costa Rica, destacó a Iris y al Municipio de Puriscal como un ejemplo para el mundo, un caso que muestra cómo los grandes desafíos mundiales tienen un rostro humano y local.

“Los gobiernos locales son la variante más importante en la ecuación para lograr el Desarrollo Sostenible. Los gobiernos locales tienen el primer nivel de atención hacia la población y, por lo tanto, conocen las necesidades, pero también las mejores soluciones para asegurar las respuestas que requieren sus pobladores”, destacó la coordinadora de la ONU.

Que el mundo la escuche
El último año ha sido muy activo para Iris. Estuvo en Estados Unidos, Colombia y más recientemente en Kenya, en la Asamblea General de ONU Habitat, donde relató su experiencia e intentó contagiar a los asistentes a ese foro su esperanza para que impulsen el Desarrollo Sostenible a nivel local.

Llevar este mensaje a otras latitudes no le ha resultado fácil, pues siempre ha trabajado en comunidades rurales, pero se ha dado cuenta que su experiencia con las personas que luchan día a día por tener una vida digna, que se enfrentan a los mayores impactos del cambio climático y que sufren de la exclusión, como ella lo hizo alguna vez, es lo que puede marcar una gran diferencia.

Para Iris, la Organización de las Naciones Unidas es el marco idóneo para encontrar soluciones a los grandes desafíos del mundo. “La ONU es nuestro referente de paz, protección y desarrollo”.

La alcaldesa espera con ansias los resultados de la Cumbre Mundial de septiembre. Es optimista y ve en ella una gran oportunidad para que el mundo y los países tomen las decisiones correctas.

Share this content:

Deja un comentario