La cultura, al decir de la venezolana Ana Teresa Torres, es “ marca fundamental de lo humano ”. Cuando lo ideológico invade lo cultural, nuestras bibliotecas, festivales, orquestas, ferias literarias, en fin, nuestras creencias y tradiciones elevadas por la fuerza editorial, la magia de un teatro, el carácter de un museo o la belleza de nuestra música [inspirada en nuestros paisajes, mitos y leyendas], son un muro de conciencia. Es la irreverencia cultural la resistencia al desalojo identitario ya la propaganda, que busca borrar nuestra memoria, nuestra historia y modo de ser.

No tiene piernas

Escucho sus gritos mientras corren de un lado al otro para resguardarse de las bombas del cinismo; siento su desesperación y entraño su agonía; no hay distracción que me permita dejar de pensar en sus niños estupefactos de miedo; se estremece la tierra, el estruendo de la crueldad es ensordecedor; cercano, a tan sólo metros, una voz ronca gime: “¡Está descuartizado! ¡no tiene piernas! ¡Dios mío! ¡Dios mío!”

“La emisión de pasaportes es un acto administrativo originario en representación del estado. No es un acto discrecional de gobierno. “El derecho a la identidad es un derecho natural, fundamental del hombre, como el derecho a la vida, a la libertad, porque es su continuación esencial”

La brisa de aricagua me trajo la noticia, y el alma guaiquerí se estremeció en su arcano; se ha marchado el más alto juglar neoespartano en un bajel de auroras, de mar y de caricias.