Las concentraciones de gases de efecto invernadero, el nivel del mar, la temperatura de los océanos y su acidificación, cuatro indicadores del cambio climático, volvieron a batir récords en 2021, según un nuevo informe de la agencia meteorológica de la ONU que pide acelerar el cambio hacia las energías renovables.

La publicación Estado del Clima Mundial en 2021 confirma que los últimos siete años han sido los más cálidos de los que se tiene constancia. El año 2021 no batió el récord de temperatura, debido a un evento de La Niña, pero estuvo entre los más cálidos.

Sí que se registró un máximo en la temperatura de los océanos y en el aumento del nivel del mar, después de que los océanos hayan subido como media 4,5 milímetros anuales entre 2013 y 2021, más del doble que en los 20 años anteriores.

Estos impactos se distribuyen de forma desigual y las personas que viven en América Central, América del Sur, África, Asia Meridional o en un Pequeño Estado Insular en Desarrollo, tienen 15 veces más probabilidades de morir por fenómenos climáticos extremos.

El Secretario General de la ONU dijo que el principal problema es que el “sistema energético mundial no funciona y nos acerca cada vez más a la catástrofe climática".

"Debemos acabar con la contaminación de los combustibles fósiles y acelerar la transición hacia las energías renovables antes de incinerar nuestro único hogar".