El titular de la ONU insta a ambas partes a aprovechar esta oportunidad y señala como positivo el acuerdo de las partes de construir las conversaciones de paz sobre la base de las negociaciones anteriores. Además, expresa la disposición de las Naciones Unidas a prestar la asistencia que sea necesaria.

“El Secretario General de la ONU elogia enérgicamente la decisión anunciada hoy por el Gobierno de Colombia y el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de reanudar los diálogos de paz”, ha asegurado este martes su portavoz, Staphen Dujarric.

También afirma que António Guterres “insta a ambas partes a aprovechar plenamente esta oportunidad para poner fin a un conflicto mortífero que ha durado décadas, y cuya resolución es fundamental para ampliar el alcance de la paz en el país”.

Guterres ve positivo el acuerdo de las partes de construir sus conversaciones sobre la base de los avances en las negociaciones anteriores, así como la importancia que conceden a la participación de la sociedad civil en la construcción de la paz.

El titular de la ONU ha confirmado, además, “la disposición de las Naciones Unidas a prestar la asistencia que sea necesaria”, a través de su representante especial en Colombia, tanto durante los diálogos que se mantengan como en la aplicación de los acuerdos.

Guterres “expresa su profundo agradecimiento a Cuba, Noruega y Venezuela por haber aceptado asistir a las partes como países garantes”. También alienta a la comunidad internacional en su conjunto a prestar su apoyo.   

Según Dujarric, el Secretario General confía en que los colombianos puedan demostrar una vez más que incluso los conflictos más enquistados pueden resolverse mediante el diálogo.

Guterres, alentado por el enfoque de paz y seguridad de Petro para Colombia
Por otro lado, según el último informe trimestral de la misión de la ONU en el país, que sigue la aplicación de los acuerdos de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), el Secretario General se muestra “alentado” por el enfoque de paz y seguridad del nuevo Gobierno de Colombia.

Guterres señala que el gobierno de Gustavo Petro “prioriza el diálogo” para resolver los conflictos; centra las estrategias de seguridad en la protección de las comunidades vulnerables y los derechos humanos; y vincula las soluciones a la violencia con la superación de desigualdades históricas.

“Si los instrumentos del Acuerdo de Paz se utilizan en todo su potencial, pueden ayudar de manera decisiva a poner fin a las persistentes expresiones de violencia en el país y, al mismo tiempo, contribuir al objetivo más amplio de crear condiciones y oportunidades para que todos en Colombia vivan en paz y con dignidad”, señala Guterres.

Pese a los avances, el informe alerta sobre los persistentes retos que ponen en peligro la reincorporación de los excombatientes. Entre junio y septiembre, 15 fueron asesinados (todos hombres), 11 de ellos solo en julio, lo que lo convierte en el mes más letal desde 2019.

El informe da cuenta de que las acciones de los grupos armados ilegales continúan en zonas con escasa presencia del Estado. En ese mismo periodo, la ONU recibió denuncias de 45 homicidios de defensores de derechos humanos.