Como un órgano que «mutila» y «aplana» los derechos de los trabajadores de la administración pública es considerado por gremios y sindicatos la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre), la cual se encarga del sistema del presupuesto público. Señalan que esta oficina transgrede diversos artículos de la Ley Orgánica del Trabajo, La Constitución y la Ley del Contrato Colectivo.

Dirigentes afirman que desde que este instructivo fue impuesto en el año 2018 siguiendo el memorándum 2792, progresivamente se han venido vulnerando cada vez más los derechos de los trabajadores, porque se hicieron nuevos cálculos sobre los pagos por sobretiempo, guardias, primas, bonos y demás beneficios que perjudican al trabajador.